El gozo de meditar

mediterrani

Aunque todo está muy mezclado, podemos señalar tres momentos en el camino de la meditación.

Hay un primer momento que se centra en controlar la mente. No anularla, sino “domesticarla” para que centre la atención donde nosotros queramos, no donde ella quiera. Es un momento para conocer cómo funciona y poder ir eliminando poco a poco los automatismos, las fantasías y centrarnos en el aquí y el ahora. Se trabaja sobre todo la respiración, la toma de conciencia del cuerpo, se recurre a la pregunta dónde estoy, qué siento, qué pienso para poder ser consciente de lo que ocurre en la mente y tomar conciencia del mecanismo mental que nos saca siempre del presente.

Un segundo momento se centra en cultivar estados positivos. Se trata de cultivar la mente. Centrarse en alimentar y potenciar el sentimiento de amor, de gratitud, de ecuanimidad o compasión. Porque en la medida que lo hagamos nuestro comportamiento y nuestras reacciones van a ser más serenas, más fluidas y va a reducir reacciones automáticas. Viviremos un estado de menos estrés, más armonioso e interpretaremos el mundo desde una perspectiva más saludable y positiva.

Podemos decir que estos dos momentos son la preparación a la verdadera meditación.

El tercer momento parte de la intuición de que hay algo más. Que detrás de lo que pensamos, sentimos y percibimos hay algo que lo hace posible. Y eso es lo que somos, la Conciencia que hace posible todo lo que sucede. Esta etapa supone hacerse la pregunta qué soy, qué hay aquí, qué es verdad. Y es dejar toda aproximación que venga de la información de la mente para situarse más allá de ella, para encontrarse con el gran espacio que somos, la gran plenitud que hace posible todo lo que sentimos, percibimos y pensamos. Es estar en el silencio pleno, el vacío que posibilita todo lo que sucede.

Hablar de momentos es una manera de hablar y puede tener algún peligro. La mente tan acostumbrada a contar y medir reclamará la respuesta sobre en qué estado estamos en la práctica meditativa, y eso puede ser un elemento disuasorio para seguir meditando. Puede aparecer el cansancio, porque no se ven “resultados”.

Sin embargo, la meditación no tiene resultados, no hay que llegar a ningún lugar ni a ningún estado de ánimo. Simplemente es vivir la experiencia de ser, y por eso, no se trata de evaluar, sino de practicar sin condiciones, por el placer de hacerlo. Unos días aparecerá la necesidad de parar la mente, otros se estará más proclive a indagar en lo que sucede, otros se accederá con mejor disposición a la contemplación de lo que somos. La práctica irá diciendo, porque el maestro está dentro de nosotros. Sólo hay una condición: Todo lo que provenga de la mente (creencias, opiniones, fantasías, imágenes), no dice nada de nosotros. La verdad de lo que somos está más allá de lo que percibimos, sentimos y pensamos.

Hilario Ibáñez

Meditar per no res

ametller

Alan Wast (1915-1973) és filòsof, escriptor i mestre zen. En aquest text sap sintetitzar molt bé què és la meditació.

“Cuando uno medita no lo hace por ninguna razón, en absoluto, a no ser por el placer de hacerlo. Y aquí enunciaría el principio fundamental de que la meditación ha de ser grata; no es algo que se hace como un penoso deber. El problema de la religión actual es que está enormemente mezclada con deberes y obligaciones temibles y desagradables. Cosas que se hacen porque ‘son buenas para uno’. Es una especie de auto-castigo. La meditación, cuando se practica correctamente, no tiene nada que ver con eso; es una especie de comprensión y disfrute del presente, una suerte de fascinación ante el eterno ahora, que nos conduce a un estado de paz en el que podemos entender que el sentido de la vida, el ámbito donde se da, es simplemente aquí y ahora”.

A. Wast, Nueve meditaciones. Kairos, Barcelona 1998.

Alquímia interior

stonesBanner1500x248

La meditació com a eina per facilitar que l’Ésser s’endevingui i pugui fer el seu camí:  fluir constantment a través del cos, les emocions, els pensaments… obrir-se camí, destaponar resistències internes.

La nova obertura comporta inexorablement dolor perquè no és més que una nova mort d’un trosset més de l’ego. Tanmateix l’alquímia interior es dóna quan permetem que l’Ésser acompleixi la seva Missió: acompanyar el dol de l’ego en la seva mort.

Dani Gómez-Olivé (Camí Endins)

Del seu blog Mar Endins

Tu no medites

mar

La meditació no és una activitat realitzada per una persona.

Meditació és descobrir que no hi ha cap persona; cap “jo” separat, sòlid, al centre de l’experiència, cap “jo” que controli res.

Només hi ha la present dansa del pensament, del sentiment i les sensacions, sorgint i dissolent com onades en l’immens oceà de consciència no condicionada.

Tu no medites.

Tu ets l’oceà de meditació.

Jeff Foster (London 1980) és astrofísic i professor espiritual

Meditació (alguns apunts)

whatsapp-image-2016-10-08-at-18-12-02-copia

Serra del Cadí (Foto Camí Endins)

Detente. Sólo por un momento.

Siente la magia al inhalar, al exhalar. Siente tu vientre inflarse y desinflarse en su propio dulce tiempo, como una ola en el océano.

Date cuenta de lo que está vivo en tu cuerpo ahora. Sal de la historia del pasado y futuro, de la culpa y la anticipación, de lo que ‘no está aquí’ y de lo que ‘debería estar aquí’ y ofrécele una amorosa atención a la danza de la sensación física que surge aquí, donde estás. Una sensación de revoloteo en el estómago, ahora. Una tensión en los hombros, una presión en la frente, ahora. Una suave y excitante sensación en el pecho, ahora.

Si encuentras un área de malestar, está bien – estate presente con ella. No trates de eliminarla, de hacerla desaparecer. No la califiques, ni juzgues como ‘mala’ o ‘negativa’. En este momento, ni siquiera intentes ‘sanarla’. (A veces, el deseo de ‘sanar’ puede ser una sutil forma de resistencia.) Y si notas alguna resistencia, alguna falta de aceptación, permítele también estar allí. Permanece curioso, fascinado. Sé curioso incluso acerca de tu falta de curiosidad.

Permite que todos los pensamientos surjan y desaparezcan. Los pensamientos son nubes, tú eres el cielo, el espacio para todos los pensamientos, no su enemigo. No trates de borrar ningún pensamiento, ni aquietarlo. Abraza su glorioso ruido, y recuerda que no son lo que realmente eres tú.

No trates de hacer que algo suceda. No estás en busca de una experiencia diferente. ¡Siente curiosidad por esta experiencia! Este día. Esta hora. Este momento. Esta inmediatez. Justo donde estás. ¿Cómo es aquí? Adéntrate en la frescura de este momento.

No puedes sentirte verdaderamente curioso acerca de tu inmediata y encarnada experiencia presente y al mismo tiempo sentirte atascado en una historia de miedo y culpa. Si las conclusiones precipitadas son la enfermedad, si el miedo y el estrés son los síntomas, la curiosidad de un corazón abierto es la única medicina. Este momento es tu ancla, tu hogar cósmico en un mundo eternamente cambiante, tu calma en medio de la tormenta.

Jeff Foster (London 1980) és astrofísic i professor espiritual

TALLER: Atenció Plena i Silenci

nou taller

Des de Camí Endins visualitzem un itinerari de descoberta interior.

  • L’atenció plena per aprendre a lentificar i degustar l’aquí i l’ara, amb l’objectiu de prendre consciència que som, més enllà dels nostres pensaments, sentiments, emocions…
  •  El silenci per acallar el soroll intern que ens descentra i així donar espai al nostre ésser de saviesa.

A partir del 14 desembre 2015 us podeu inscriure en aquest taller que es farà a l’Ateneu l’Harmonia. L’inici del curs és el divendres 22 gener 2016.

T’hi animes? Coneixes alguna persona que li pugui interessar? Li fas partícep?